Home / Casos de Éxito  / Método de reciclaje de neumáticos viejos para reparar carreteras

Método de reciclaje de neumáticos viejos para reparar carreteras

Empresas españolas crean un nuevo método de reciclaje de neumáticos viejos para reparar carreteras.

Cepsa ha liderado el equipo que ha ideado un método de reciclaje de vanguardia que utiliza neumáticos viejos para reparar el asfalto de las carreteras, gracias al apoyo de la iniciativa de innovación internacional EUREKA, cuya presidencia ostenta España hasta finales de junio.

Ofrece una solución, denominada ‘Powder Road’, para evitar los cementerios de neumáticos, de un modo responsable con el medioambiente.

Cepsa, con una amplia experiencia en la producción de asfaltos y un centro de investigación pionero, ha trabajado junto a otras empresas españolas; Gestión Medioambiental de Neumáticos (GMN), dedicada al procesado de neumáticos; COMSA, especializada en la aplicación del asfalto; y la alemana Pallmann Maschinenfabrik, fabricante de trituradoras de alta capacidad utilizadas en las más modernas plantas de reciclaje, para desarrollar Powder Road.

El proyecto ha contado con una financiación de 3 millones de euros de EUREKA, el programa de I+D+i que tradicionalmente ha utilizado España para impulsar la innovación e internacionalización de nuestras empresas, y que funciona como  un Interrail para conectar a empresas, universidades  y organismos de investigación de más de 40 países.

Nuevo producto responsable con el medioambiente

La cooperación tecnológica entre dichas empresas ha permitido probar nuevas tecnologías de trituración de los neumáticos fuera de uso, así como las posibles mezclas de betún y sus prestaciones en carreteras, dando como resultado betunes mejorados y modificados con caucho procedente  del reciclado de neumáticos, de mejor calidad y prestaciones que otros presentes en el mercado.

Según explica el director técnico de Asfaltos de Cepsa, Vicente Pérez, “las partículas de caucho no necesitan ser  trituradas tan finamente como las de otros productos y el betún resultante no precisa una temperatura de calentamiento tan alta, factores que pueden reducir los costes del proceso y, por lo tanto, del producto final. Además, es más estable, la necesidad de aditivos es menor, es más duradero, se adapta a los estándares de calidad cada vez más exigentes en el asfalto de las calzadas, dados los altos niveles de tráfico, y cumple objetivos ambientales, como reducir los niveles de ruido y la reutilización del caucho procedente del neumático fuera de uso”.

Las cuatro empresas han presentado sus resultados en una de las ferias más respetadas del sector, ASEFMA, en España, y ahora están explorando la comercialización.

“Este proyecto EUREKA, con la investigación y el desarrollo que ha supuesto, ha impulsado nuestra reputación en un mercado internacional muy exigente. Además, con la recuperación de las economías europeas, de nuevo se están reparando las vías y reanudando infraestructuras, y Powder Road nos permite posicionarnos en primera línea”, explica Pérez.

En concreto, los resultados del proyecto han servido  para desarrollar un  nuevo producto: un betún mejorado con caucho procedente  del reciclado de neumáticos para ser usado en mezclas asfálticas de alta resistencia, como las que se necesitan, por ejemplo, en áreas portuarias. Flexodur AM, nombre de este producto, ya se ha aplicado en el Puerto de Tarragona, con muy buenos resultados. “Es más flexible que el betún convencional equivalente, por lo que resiste mejor”, dijo Pérez.

Resumen del Comentario
NO HAY COMENTARIOS

ENVIAR COMENTARIO